El consumo «fantasma» de electrodomésticos en stand by

El consumo de electrodomésticos en stand-by es el consumo eléctrico de dispositivos electrónicos que siempre están conectados a la electricidad, esperando ser utilizados. La mayoría de los dispositivos continúan consumiendo energía aunque no estén en funcionamiento, simplemente porque están conectados a la corriente eléctrica. Cuando decimos que un electrodoméstico está en «espera», significa que en realidad todavía está funcionando.

Las pequeñas luces rojas que permanecen en nuestros electrodomésticos cuando no están en funcionamiento indican que un electrodoméstico aún está activo. Los electrodomésticos que más a menudo permanecen en este modo son el horno microondas, la televisión, el ordenador, la consola de juegos y la impresora doméstica.  

Incluso  los cargadores de teléfonos móviles  que permanecen insertados después de completar la carga del móvil son un ejemplo típico (así como todos los demás electrodomésticos que usan un cargador, como portátiles y tabletas). Otro aparato que muchas veces no se tiene en cuenta es el  módem o router wi-fi  que, siempre encendido, consume una parte considerable de energía. 

Muchas veces subestimamos este aspecto, pero en realidad el consumo de electrodomésticos en standby tiene un coste que se deja sentir en las facturas, además de tener consecuencias sobre el medio ambiente. A continuación puede obtener más información sobre el consumo de electrodomésticos en modo de espera y descubrir qué sencillos trucos pueden ayudar a reducir nuestro consumo de energía.   

Cómo saber si el modo de espera está activado

El modo stand-by puede considerarse un «consumo fantasma», ya que a nuestros ojos parecería que no se está produciendo ningún consumo. Esto sucede cuando, por ejemplo, apagamos el televisor con el mando a distancia y una luz roja permanece encendida. En este caso la televisión estará consumiendo menos que cuando está encendida, sin embargo sigue consumiendo energía, y esto tiene un coste a fin de mes. Lo mismo puede suceder con la lavadora, cuando, una vez finalizado el lavado, queda una luz parpadeando hasta que desactivamos por completo el aparato.

Desafortunadamente, sin embargo, no todos los dispositivos electrónicos tienen una luz que indique que están en modo de espera. El ejemplo más común es el cargador de batería de un teléfono móvil o un portátil . Este tipo de cargadores de baterías suelen permanecer en la toma de corriente, ya que actividades como cargar el teléfono móvil se realizan con frecuencia. Los ordenadores de escritorio también consumen mucha energía, ya que prácticamente nunca se desconectan de la fuente de alimentación.

Otro factor a considerar es el uso de enchufes múltiples. Este tipo de dispositivo está conectado a la corriente y da la posibilidad de conectar diferentes dispositivos al mismo tiempo. Por lo general, los enchufes múltiples tienen un interruptor que indica si están encendidos o no: cuando están encendidos, generalmente se enciende una luz roja, por lo que es más fácil «visualizar» el gasto resultante.

Los enchufes múltiples son uno de los dispositivos que más nos hacen gastar, ya que cuando permanecen encendidos, todos los dispositivos conectados también permanecen encendidos.

¿Como ahorrar?

Cuando dejamos nuestros electrodomésticos en espera estamos consumiendo energía que no usamos. Por eso es recomendable aclarar algunas estrategias a adoptar para empezar a ahorrar en la factura.

En general, podemos adoptar algunos  trucos para contener nuestro consumo, como comprar electrodomésticos de bajo consumo energético. Pero para realmente marcar la diferencia y ahorrar en la factura, podemos cambiar algunos de nuestros hábitos.

A continuación, se ofrecen algunos consejos sencillos que pueden marcar la diferencia: 

  • No deje el cargador de batería siempre enchufado: manténgalo conectado solo cuando esté recargando el dispositivo en cuestión. 
  • Utilice múltiples enchufes con el interruptor: antes de salir de casa, o antes de irse a dormir, simplemente apague los interruptores para evitar desperdicios innecesarios. Podemos hacer lo mismo con el módem, evitando mantenerlo encendido si no estamos usando internet.
  • Con electrodomésticos como un televisor o una impresora, recuerde apagarlos sin usar el modo de espera. Para estar seguro, desconecte la alimentación directamente.
  • Apague el termo de agua si sabe que no lo usará durante algún tiempo. De lo contrario el agua seguirá calentándose de forma continua, aunque no nos demos cuenta, y de esta forma el consumo aumenta considerablemente.

Por último, para ahorrar aún más en el coste de la factura podrías empezar a utilizar  fuentes de energía renovables como la energía solar, y de esta forma también protegerías el medio ambiente de las emisiones de CO2 . Con estos pequeños trucos podrás ahorrar en tu factura y al mismo tiempo estarás haciendo un favor al medio ambiente.

Si te ha gustado, comparte

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Artículos relacionados

El consumo «fantasma» de electrodomésticos en stand by

El consumo de electrodomésticos en stand-by es el consumo eléctrico de dispositivos electrónicos que siempre están conectados a la electricidad, esperando ser utilizados. La mayoría de los dispositivos continúan consumiendo energía aunque no estén en funcionamiento, simplemente porque están conectados a la

Leer más »

Como ahorrar energía en casa

Aunque muchos piensen que así es, ahorrar no significa necesariamente renunciar a algo en contra de la voluntad, saber ahorrar energía en casa solo significa dar unos pequeños pasos que con poco esfuerzo pueden dar grandes resultados, y de esta

Leer más »

¡Te llamamos!

Solicita una cita a través del siguiente botón:

También puedes llamarnos al 900 423 256